domingo, 18 de outubro de 2009

SUAVE CAUTIVERIO






SUAVE CAUTIVERIO




Mis ojos... luceros lunares
vislumbran espejismos
husmean hechizos
hipnotizan estrellas
y se pierden y se prenden
esclavos hambrientos... del Sol de tus ojos...

Mis labios... fresas silvestres
saborean seducciones
susurran delirios
se entreabren al viento
y se pierden y se prenden
esclavos sedientos... de la Miel de tus labios...

Mis manos... artesanas de sueño
esculpen ternuras
delinean delicias
tejen magias de arco iris
y se pierden y se prenden
esclavas ansiosas... del Toque de tus manos...

Mis brazos... alas sin nido
dibujan distancias
envuelven alucinaciones
se alargan más allá del horizonte
y se pierden y se prenden
esclavos cautivos... del Abrazo en tus brazos...

Mi cuerpo... barco a la deriva
enfrenta borrascas
supera tormentas
emerge de los océanos
y se pierde y se prende
esclavo náufrago... del Muelle de tu cuerpo...

Mi alma... gitana errante
sobrepasa las eras
atraviesa los universos
transmigra serena
y se pierde y se prende
esclava libre... Alma Gemela de tu alma...




Maria Lua




8 comentários:

  1. Me ha gustado mucho el poema y, sobre todo, lo que transmite.
    Amor que hipnotiza estrellas

    Un beso

    ResponderExcluir
  2. es un precioso poema de amor y entrega, con una fenomenal música que le acompaña y eleva.Me encantó.

    Un besazo

    ResponderExcluir
  3. Hola María. me ha encantado entrar en tu blog y encontrarme con esta mágnifica poesía que he disfrutado mucho leyéndola. Me gusta la fuerza que hay en toda la geofrafía de tu cuerpo tal como manifiestas en tus magníficos versos.
    Un fuerte abrazo Maria.
    Joan

    ResponderExcluir
  4. Precioso Maria Lúa, versos con fuerza, te dejo mi abrazo y cariño
    Stella

    ResponderExcluir
  5. Bravo María, estupendas letras que dejan prendido a quien las lee.

    Un abrazo

    Rocío

    ResponderExcluir
  6. Un gusto haber tenido la suerte de dar con el blog a traves del de Gogo, me ha encantado tu estilo poético, regresaré nuevamente
    Cordiales saludos

    ResponderExcluir
  7. Y tus manos,
    tibias cadenas,
    que me hacían prisionero de ti
    y que con solo tocarlas
    me hacían volar.

    SUAVE CAUTIVERIO, HERMOSO TITULO PARA UN MARAVILLOSO POEMA.

    HOLA MARIA LUA.

    ResponderExcluir